Se produjo un error en este gadget.

sábado, 25 de febrero de 2012

NUTRICION PARA PERROS DEPORTISTAS



En alimentación canina, las fórmulas para perros muy activos o deportistas, son la última tendencia. Hay una buena razón: así como las necesidades nutricionales de los atletas humanos son diferentes a las de los no atletas, lo mismo ocurre con los perros. Pero ¿qué es exactamente un perro deportista?

La Dra. Katy Nelson , veterinaria con sede en Virginia, dice: “Piense esto en términos de personas. Michael Phelps (nadador estadounidense que ha ganado un total de 14 medallas olímpicas de oro) tendrá necesidades nutricionales vastamente diferentes a las de una persona promedio que va al gimnasio un par de veces a la semana. En el mundo canino, un ‘guerrero’ del fin de semana realmente no necesita un cambio de dieta para compensar una mayor quema de calorías semanal, mientras un perro que vive en una granja, corre con su dueño todos los días, entrena Agility o caza diariamente, va a tener requerimientos calóricos mucho más altos para mantenerse, que un perro normal.”

Estos alimentos especiales, se diferencian principalmente por contener mayores cantidades de grasa y proteína, así como también por un foco en proteínas de alta calidad. “La grasa, aporta el doble de cantidad de kilocalorías por gramo de proteínas y carbohidratos” dice la Dra. Amy Dicke, veterinaria especialista en dieta y nutrición de Servicios Técnicos de Iams en Ohio. “Las proteínas a base de carne, como pollo, aportan los aminoácidos esenciales para apoyar el mantenimiento y desarrollo muscular. Otras proteínas a base de carne, también suministran fuentes naturales de glucosamina y condroitina, que son elementos importantes para la salud de los cartílagos de las articulaciones, especialmente importantes para perros activos que  desarrollan actividades que pueden forzar sus articulaciones.


Uso inadecuado de alimento canino:

Dicke dice que el alimento normal, no debería dañar severamente a un perro deportista; simplemente no es la nutrición óptima y es más difícil para estos perros comer lo suficiente como para obtener el aporte de energía que necesitan. En este escenario, los dueños deberían vigilar que no pierdan peso o que no decaiga su condición física general. Paralelamente, usted, definitivamente, no debería alimentar a un perro no deportista, con una fórmula para perros muy activos.

“Los perros hogareños, no deben ser alimentados con fórmulas para perros deportistas” dice Nelson. “La proteína extra, puede causar presión indebida en los riñones, la grasa adicional puede causar malestar gastrointestinal y las calorías que no se queman darán lugar a la obesidad”. Y si bien usted puede alternar la nutrición común con la deportiva, según las temporadas de entrenamiento/competición y el receso, ella advierte acerca de suministrar alimentación deportiva sólo los fines de semana. “Definitivamente provocaría malestar gastrointestinal, si se introduce abruptamente. Siempre que cambie la dieta, debe hacerlo durante un período de 7 a 10 días. Si es sólo un 'guerrero' de fines de semana, siga la ley de promedios: unos días gasta más energía otros menos; entonces no hay necesidad de suplementar su dieta” Estas fórmulas, tampoco son para cachorros. De hecho, una vida deportiva no es buena para los cachorros, cuyas articulaciones están en período de desarrollo y podrían ser dañadas con actividades físicas extenuantes y repetitivas.


No excederse con la actividad:

Como último consejo, ambas médicas advierten a los dueños demasiado entusiastas: 

  • no confundir la nutrición para deportistas con un potenciador de rendimiento y
  • no exigir mucho al perro

“Los propietarios deben estar muy atentos a la tolerancia de sus mascotas, ya que muchos perros continuarán realizando la actividad al máximo, porque disfrutan de la actividad” dice Dicke. “Fatiga, renguera o dolores musculares, de las almohadillas o de articulaciones, pueden ser indicadores de exceso de ejercicio”


Fuente:

No hay comentarios.:

Publicar un comentario