Se produjo un error en este gadget.

domingo, 9 de junio de 2013

PLANTAS TÓXICAS PARA LOS PERROS

Existen numerosas plantas que son irritantes o tóxicas, y el simple contacto con ellas puede ocasionar importantes reacciones en la piel. Otras, pueden ocasionar severos cuadros gastrointestinales por ingestión, que pueden culminar en coma y/o muerte.

La mayoría de estas plantas son muy comunes y están presentes en casi todos los jardines o interiores.

El componente tóxico puede encontrarse en bulbos, hojas, tallos, flores o frutos, y puede estar siempre presente o sólo hallarse en algunas épocas del año. Nuestra mascota puede, accidentalmente, ingerir o masticar alguna de estas partes de la planta y es posible que no le pase nada, como que pueda requerir asistencia veterinaria urgente.

Los cachorros son los más expuestos al consumo de plantas tóxicas porque tienen tendencia a mordisquear todo lo que está a su alcance.

Para reducir los riesgos de que se intoxique, lo más aconsejable es educar a nuestro perro desde pequeño, enseñándole que no puede morder las plantas. Si no hace caso, podemos untar la punta de las plantas con algún producto amargo, y hasta que le sean indiferentes, debemos estar atentos.

Y aun cuando haya aprendido, existen otros factores que podrían inducirlo a ingerir o mordisquear plantas:

·         La combinación calor + falta de agua. El animal podría ingerir cualquier planta de tallos tiernos. Debemos estar atentos a que siempre tenga agua fresca y limpia.

·         El aburrimiento. Cuando un perro, especialmente cuando es cachorro, pasa largas horas solo y aburrido, es posible que mordisquee todo lo que encuentre a su alrededor, incluido plantas, para entretenerse.

·         Una mudanza. El instinto explorador en un lugar nuevo, puede hacer que le llamen la atención objetos, como plantas, que antes le resultaban indiferentes.

·         La falta de espacio en la vivienda, aumenta la agresividad y puede crear un estado de nerviosismo, lo que intensifica la necesidad de romper y masticar lo que encuentre a su alcance, como las plantas.

Los síntomas de una intoxicación no siempre son evidentes, ya que el envenenamiento se puede manifestar, según los casos, a través de signos digestivos, nerviosos o hematológicos. Entonces, es importante recordar qué plantas tenemos en casa y si lo vimos comerla, llevársela al veterinario para que pueda administrar el antídoto adecuado.

A continuación, encontrarán algunas de las plantas, que más frecuentemente se encuentran en hogares, jardines y plazas o parques y que pueden resultar tóxicas para nuestras mascotas.




Fuentes:








No hay comentarios.:

Publicar un comentario